Causas de la lumbalgia aguda

Una de las lesiones más frecuentes derivadas de la mala práctica de yoga, o la falta de una correcta postura ante determinados episodios de la vida diaria, es la lumbalgia aguda. Causada por el daño en la musculatura de la parte baja de la espalda. Si bien una simple distensión muscular puede no ser una lesión seria, la consecuente lumbalgia resulta muy molesta.

Se conocen dos formas comunes de distensión en la parte baja de la espalda:

  • La distensión muscular producida cuando el músculo extendido ha sobrepasado su límite o incluso ha sufrido un desgarro, generando dolor en las fibras musculares.
  • El esguince lumbar se observa cuando los ligamentos llegan a estirarse demasiado o desgarran.

El resultado en ambos tipos de lesión tiene el mismo tratamiento. Cuando los músculos o ligamentos de la parte baja de la espalda sufren una distensión o esguince, el área que rodea la zona afectada llega a inflamarse. Esta inflamación desencadena un espasmo en la espalda que a su vez causa tanto lumbalgia aguda como dificultad en el movimiento.

Causas frecuentes

Hay que tener en cuenta que todo tipo de movimiento indebido causa estrés en la parte inferior de la espalda. Entre las causas más frecuentes se incluye levantar un objeto demasiado pesado, levantar un objeto mientras se gira el cuerpo, o un movimiento súbito o caída.

En la práctica en la esterilla puede deberse a un mal uso o falta de uso de los soportes en posturas donde la tensión isquiotibial sobrecarga la región lumbar. Hay que tener en cuenta que los músculos isquiotibiales tienen su inserción superior en la pelvis e inferior a la altura de la tibia, jugando un papel clave en la extensión de la cadera y la flexión de la rodilla cuando el cuerpo se encuentra en cualquier posición.

 

Tratamiento inicial

Cuando no son de gravedad, las distensiones de los músculos de la espalda sanan naturalmente con escucha. El tiempo aconsejado es el que cada cuerpo necesite. Aprende a escuchar tu propio dolor y entiéndelo como una forma de salud en tu cuerpo que te alerta de malos hábitos. La mayoría de las distensiones sanarán en un plazo de 3 a 4 semanas de calma.

Si la lumbalgia es grave, a la calma se le aconseja sumar reposo. Los masajes, la quiropráctica, y la terapia de calor, ayudarán a reducir la inflamación, suavizar el dolor y liberar endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo.

Posturas de yoga como tratamiento complementario

La falta de actividad puede desembocar en atrofia y debilitamiento del tono muscular. La práctica regular de yoga ayuda a prevenir la distensión muscular porque elonga la musculatura, reduciendo el riesgo de sufrir distensiones, espasmos o desgarros.

Tres tipos de músculos soportan tu columna vertebral:

  • Extensores (músculos de la espalda y los glúteos).
  • Flexores (músculos abdominales e iliopsoas).
  • Oblicuos o rotatorios (músculos laterales).

Para mantener sanos y activos los tres tipos de músculos se recomienda una práctica regular que incluya:

  • Asanas de elongación para aliviar el dolor de espalda.
  • Asanas para fortalecer la musculatura de la espalda.
  • Secuencias dinámicas que supongan un ejercicio aeróbico de bajo impacto.
  • Asanas de elongación de los músculos isquiotibiales. La elongación regular de la musculatura dorsal de los muslos ayudará a reducir el esfuerzo que se siente en la parte baja de la espalda.

Secuencia de asanas con soportes. (Todos los niveles)

Dwi pada y Eka pada supta pavana muktasana
Supta padangusthasana
Jathara Parivartanasana
Urdhva prasarita ekapadasana + variantes
Malasana, 20 segundos
Uttanasana
Adho Mukha Svanasana en cuerdas 2 minutos
Posturas de pie con apoyos. 20 segundos en cada lado
Bharadvajasana, 30 segundos en cada lado
Pavanamuktasana
Parsvottanasana, 30 segundos en cada lado
Utthita Maricyasana III
Parivrtta Trikonasana 20 segundos en cada lado
Eka pada Rajakapotanasana
Virabhadrasana I
Urdhva Mukha Svanasana
Purvottanasana, 20 segundos
Adho Mukha Virasana, 1 minuto
Salamba Bharadvajasana, 2 minutos en cada lado
Urdhva prasarita padasana pasivo
Savasana, 5 minutos

*Importante: Ten en cuenta que la práctica de yoga no pretende sustituir ningún tratamiento médico y debido a que el lumbago puede deberse a distintas causas, lo ideal es que sea ajustada por su profesor competente.